Nuestros Vinos

BLANCOS: Vinos con una graduación mínima de 10% vol.

Condado de Huelva. Se trata de un vino del año que se elabora siguiendo el método tradicional, es decir, mediante fermentación tumultuosa que tiene lugar en conos de cemento o en vasijas de madera. La graduación alcohólica que adquiere está comprendida entre 10% vol. y 14,5% vol.
Condado de Huelva Joven. Es un vino seco, fresco y afrutado siendo la mayoría de ellos monovarietales de la uva autóctona de Zalema. Tiene un discreto contenido alcohólico (10/12º) y equilibrada acidez fija. Su elaboración se realiza aplicando las modernas técnicas enológicas de fermentación controlada (temperatura no superior a 20ºC) en depósitos de acero inoxidable para mantener los genuinos aromas primarios.
Condado de Huelva Tradicional. Son los Vinos del Condado de Huelva sometidos a un proceso de envejecimiento tradicional de un año.

GENEROSOS: vinos con necesidad de un mínimo de tres años de crianza y elaborados por el sistema clásico de criaderas y soleras en botas y bocoyes de roble debidamente envinadas.

Condado Pálido. Vino pálido, de color amarillo, seco, levemente amargo, ligero y fragante al paladar. Son vinos de crianza biológica y cuentan con una graduación alcohólica adquirida entre los 15% y 17% vol.
Condado Viejo. Vino de mucho cuerpo, lleno y aterciopelado, aromático, seco o abocado; de color ámbar, de crianza oxidativa y con graduación alcohólica adquirida entre 15% y 22% vol.

GENEROSOS DE LICOR: vinos de graduación alcohólica adquirida comprendida entre 15% y 22% vol. Secos o dulces, están sometidos a un proceso mínimo de crianza de dos años. Se comercializan como “pale dry”, “médium”, “cream”, “pale cream”, “Pedro Ximénez”, “moscatel” y “dulces”.

VINOS DE LICOR DULCES: Vinos con una graduación alcohólica adquirida comprendida entre los 15% a 22% vol. y con un contenido en azúcares reductores superior a 45 gramos por litro, entre los que se encuentran los tipos Mistela.

TINTOS: Las indicaciones utilizadas para los vinos tintos son las siguientes: para el vino tinto que no ha sido sometido a crianza se utiliza la indicación joven y/o cosecha, para los tintos sometidos a crianza, dependiendo del tiempo de envejecimiento y método, las indicaciones pueden ser Roble, Crianza, Reserva y Gran Reserva.

Joven. Riguroso control de fermentación: temperatura uniforme de 18º/20º en depósitos de acero inoxidable para mantener los genuinos aromas primarios. Graduación alcohólica adquirida comprendida entre 11% Vol. y 14% Vol. Son vinos secos, con un residual de azúcar inferior a 5 gr/l.
Roble. El proceso de envejecimiento será por un plazo no inferior a tres meses en barricas de roble cuya capacidad no exceda de 330 litros.
Crianza. El proceso de envejecimiento será por un plazo no inferior a 2 años, contados a partir del 1 de noviembre del año de vendimia, de los cuales al menos 6 meses habrán permanecido en barricas de roble cuya capacidad no exceda de 330 litros.
Reserva. El proceso de envejecimiento será por un plazo no inferior a 3 años, de los cuales al menos 12 meses habrán permanecido en barricas de roble cuya capacidad no exceda de 330 litros, y en botella el resto del periodo.
Gran Reserva. El proceso de envejecimiento será por un plazo no inferior a 5 años, de los cuales al menos 18 meses habrán permanecido en barricas de roble cuya capacidad no exceda de 330 litros, y en botella el resto del periodo.

Deja un comentario